La traducción es una profesión en sí misma. No se puede sustituir sencillamente una palabra por otra en un idioma diferente.
Eche un vistazo a los resultados de una máquina traductora en Internet: a piece of cake se convierte en un pedazo de la torta.
Es crucial que se defiene minuciosamente el contenido de un texto en otro idioma para evitar malentendidos en documentos importantes.

Como traductor jurado y domiciliado en España realizo traducciones para particulares y empresas. Aparte de esto traduzco obras literarias.